“CRECE EN FINANZAS”

-Decí NO a las deudas de acá en más. Esto va a darte sobre todo paz.

-Hacete preguntas que te conecten con tu realidad:

¿Cuál es mi situación financiera hoy?

Si es relativamente buena… ¿Qué debo hacer para mantenerla?

¿Tengo que mejorarla rotundamente? ¿Qué decisiones voy a tomar entonces?

¿Puedo agregar algunas horas de trabajo extra? ¿Gastar mucho menos?

¿Recortar esos “gustos” que me hacen gastar demasiado?

¿Pagar sólo en efectivo y dejar de usar las tarjetas de crédito y débito?

-Pone en sobres el dinero de cada día del mes del que dispones para gastar en comida y viáticos. Adapta tu menú y tus movimientos a esa cantidad.

-Hacé tu lista de pagos mensuales y efectuálos a principio de mes.

-No tomes préstamos si no contás con el dinero para pagar las cuotas para devolverlo.

-No mantengas deuda en descubierto de tu tarjeta de débito. Es el interés bancario más caro.

-No acumules deuda de tu tarjeta de crédito. El interés es altísimo y suma interés sobre interés.

-Calmá tu ansiedad por comprar. Usá esta clave: “Dejo para mañana lo que no sea imprescindible comprar hoy”. A lo largo de la semana notarás cuantas cosas innecesarias NO compraste.

-Hacé tu lista de compras y déjala “reposar” un par de días. Volve a leerla y saca todo lo que vas viendo que realmente no te hace falta. ¡Te vas a sorprender y ahorrar!

-Hacé recortes de gastos permanentemente. Cambia de marcas, baja cantidades, reeduca a tu familia. Reedúcate vos también.

-No te tientes con la palabra “liquidación”. No compres para el año próximo cuando te está faltando dinero para este. El año que viene verás que te hace falta, ahora ocupate de cancelar todo tipo de deudas de este año.

-Ahorra poniendo el dinero que no usás en una alcancía que no puedas abrir más que rompiéndola. Cuando tengas control sobre tus ahorros podrás implementar un sistema más libre. Pero al principio se rigurosa o te vas a gastar todo lo ahorrado en solo un impulso consumista.