“HACÉ TODO CON AMOR”

-¿Podés “tocar” o “agarrar” el amor?

  • El amor es intangible pero se hace evidente por las múltiples formas de expresarlo:

  • Cuidar tu matrimonio con compromiso, es amor.

  • Cuidar de la buena alimentación de tus hijos, es amor.

  • Ayudar a tu familia a que pueda cumplir con sus horarios, es amor.

  • Ocuparte de las compras de tu hogar con responsabilidad, es amor.

  • Humildad, es amor.

  • Sinceridad, es amor.

  • Ponerse en el lugar del otro, es amor.

  • Preparar la comida de los tuyos con dedicación, es amor.

  • Cumplir responsablemente con tu trabajo, es amor.

  • No perjudicar a otros con tu conducta, es amor.

  • No dañar a las personas con tus palabras, es amor.

  • No dejarse aplastar por la rutina, es amor.

  • No enojarse con facilidad, es amor.

  • Perdonarte y perdonar, es amor.

  • No expresar groserías, es amor.

  • No discriminar y herir corazones, es amor.

  • No involucrarse en chismes, murmuraciones y rumores, es amor.

  • Escuchar y dar buenos consejos, es amor.

  • Crear nuevas maneras de dar amor, es amor.

-Todos los actos de tu vida necesitan que intervenga el amor que hay en tu corazón, para que las cosas funcionen bien.

-A todo lo que debas hacer agrégale amor sabiendo que aunque nadie lo note especialmente, te enaltece como persona.

-No deposites toda una gran expectativa en los agradecimientos humanos que puedas recibir, podés llegar a sentirte realmente frustrada con la devolución aún de los que más te aman. Ellos aceptan con naturalidad todo lo que les ofreces y seguramente lo reciben con agrado aunque no te lo demuestren.

-Hacé todo sólo por amor. No te sentirás frustrada jamás.