“TIPS PARA ENCONTRAR TU ESTILO”

-Tu estilo es ese modo particular que te identifica.

-Si todavía no supiste crearte un estilo propio, poné como ejemplo a alguien que refleje lo que te gustaría ver en vos. Sé cuidadosa en que los rasgos de esa otra persona no vengan a contradecir tu personalidad.

-Empezá a sentirte así como querés verte.

-Determina un estilo que represente tu personalidad y tu carácter.

-No caigas en el error de querer sacarte años vistiéndote como una adolescente, si es que ya no lo sos.

-La sobriedad siempre te hará sentir cómoda, hacé uso de ella al menos hasta que encuentres algunos detalles más audaces con los que te sientas a gusto.

-No busques un estilo para competir con las que quieren llamar la atención exhibiéndose de una manera provocativa. ¿Para qué? No te expongas.

-No necesitás gustarle a todo el mundo. Recordálo siempre.

-El estilo también se marca por el tipo de salidas sociales que se eligen o por el uso que se hace del dinero. ¿Derrochadora? ¿Suele desubicarse en lugares públicos? También las conductas marcan estilo.

-Un estilo lo marca el envoltorio, a primera vista; pero se consolida luego conociendo tu manera de ser. Procura ser femenina, no vulgar; una mujer que no cae en grotescas vanidades de las marcas de moda sino que sabe llevar lo puesto con gracia.

-No ocultes tu belleza natural detrás de un maquillaje exagerado. Solo un poco mas de tonalidad para la noche y casi invisible para el día.

-Podés dejar los tacos muy altos para fiestas y andar bien cómoda durante el día.

-Adoptá un estilo que te ayude a llevar adelante tus actividades diarias de una manera sencilla y práctica. No te recargues.

-No hace falta tener decenas y decenas de prendas de vestir. Con que tengas 3 o 4 conjuntos de ropa que combinen entre sí es suficiente para cada estación del año. Recordá que las faldas son súper femeninas.

-Si no hay demasiado presupuesto para comprar grandes cantidades de ropa y variedad, lo mejor es elegir colores netos como negro, gris, blanco, marrón, azul. No te cansarás de usarlos si los adornas con accesorios de colores fuertes como ser: chalinas, bijou, accesorios para el pelo o gorra. No te recargues poniéndote todos los accesorios juntos.

-Cuidado con las cirugías estéticas mal hechas y con el exceso de retoques cosméticos de los que se ofrecen en tantos lugares hoy en día. No te estropees el rostro. Busca consejo en alguien que te quiera de verdad.

-Para lograr un maquillaje prolijo ponete una base líquida del color de tu piel, un poco de corrector en la zona de las ojeras, pásate una brocha con un poco de polvo volátil color natural y un toque de color, muy tenue, en los pómulos. Unas pinceladas de alargador de pestañas y brillo casi incoloro en los labios. Algo que no resalte demasiado.

-Como calzado, podés arreglarte muy bien con un par de botas bajas, unos zapatos de tacón negros, unos de taco alto para la noche, un bolso para el día, ropa deportiva para salir a caminar cómoda…a mayor calidad, te va a durar más todo lo que te compres, pero si no, podés gastar menos ahora y reponerlo el año próximo o el otro. Depende de tus posibilidades. ¡En ambas estarás más que bien!

-Uñas: una limadita semanal para emprolijar, mantenerlas medianamente cortas y con brillo transparente, será suficiente para todos los días.